martes, 3 de febrero de 2009

Tal cosa

Supongo que será bueno para el turismo que un torero se haga una foto con un cuchillo entrando a matar a un jamón. Para el turismo y para el jamón, obviamente. No seré yo quien ponga en duda la idoneidad de tal cosa llamada Fitur. Los viajeros son así de raros: ven en un periódico o en un telediario a un matador de toros abrazado a varios políticos y les entran unas irrefrenables ganas por conocer la provincia de Huelva, aunque lleven varios meses sin oler la nómina o su empresa los haya mandado bien lejos vía expediente de regulación de empleo. La pregunta que me planteo es sencilla: ¿Habría tal cosa llamada Fitur si a los políticos no se les permitiera la entrada a la romería? Es decir: ¿Habría tal cosa llamada Fitur si aquello fuera un trabajo puramente técnico, serio y ordenado? Una pregunta capciosa, sin duda, porque la respuesta no puede ser más que una: no. Este año, el Ayuntamiento de Huelva, supongo que como otros muchos, ha decidido no ir a cuenta de la crisis y de un plan estratégico para el sector que se está empezando a hacer. No ha ido, pero amenaza con volver. Así que la Diputación ha sacado pecho y se ha retratado en tal cosa llamada Fitur junto a un torero entrando a matar a un jamón, que se supone es bueno para el turismo. Y para el jamón. A fuerza de años de ver tal cosa llamada Fitur algo ha quedado claro: la feria es buena para los políticos, que quieren estar y, sobre todo, que se sepa que han estado. Lo primero no tendría ningún sentido sin lo segundo. En esta ocasión, en un alarde de originalidad, se han repartido pastillas de luz, que no eran ni más ni menos que caramelos envueltos en un logo del Patronato de Turismo. ¿La luz? Sería bueno que alguien la apagara de una vez y comenzara a pensar en ideas nuevas para promocionar nuestra tierra, porque ésta la compartimos –qué sé yo– con Cádiz, Almería, Málaga, Valencia, Alicante, Castellón... Todas tienen, por supuesto, la mejor luz del sur de Europa. Nosotros, al menos, hemos tenido este año a un torero entrando a matar a un jamón. Nos hemos diferenciado. Al fin.

Publicado en El Mundo-Huelva Noticias el 3 de febrero de 2009.

7 comentarios:

ercanito dijo...

Qué injusto eres en este caso con la Diputación, querido primo. No sé cuál es el alcance e importancia de FITUR, pero si el turismo es de las mejores armas de traer dinero, habrá que estar y promocionar. Por otra parte (ya vi en el blog de mi primo Manolo), no veo normal que alrededor de una simple e inocente (quizás no) instantánea se lleguen a unas conclusiones tan contundentes. No obstante, me alegro de que se de caña al político. Ellos se activan con eso, y sólo funcionan si sienten tras sí la presión del pueblo, cómo no, a través de los medios. Un consejo: hay que ser más neutral.

Andrés dijo...

Lo de la foto es tan sólo una enécdota con la que contar que Fitur vale para mucho menos de lo que los políticos nos quieren hacer creer.

Por otra parte, me resulta imposible ser neutral cuando opino. Es decir, trato de decir lo que pienso y eso no es nada neutral.

Un abrazo

ercanito dijo...

Ya, pero todo lo sacas en el periódico. Ya sabes, aunque sea mucho más complejo, es un medio principalmente informativo y a muchos nos cuesta despegar esa idea de la cabeza. Editoriales, columnas, cartas al director... Hay muchas formas para manifestar lo que uno piensa, pero resulta a veces redundante cuando desde el mismo medio salen siempre las mismas opiniones (es general, no particular). Por eso me repugnan los hilos que mueven el periodismo (no el periodismo en sí), y por eso no soy fiel seguidor de ningún grupo en particular. LAS VERDADES SON SIEMPRE MENTIRAS EN LA OTRA ACERA.

ercanito dijo...

Ve a mi blog, lee el manifiesto y reprodúcelo aquí, en el tuyo, o escribe sobre él. No estaría mal. Es por una noble causa, y creo que puede estar bien si colaboramos todos. No se trata de una cadena de correos electrónicos ni nada de eso. Echa un vistazo por si te interesa. Un abrazo.

Bernardo Romero dijo...

El 70% de los viajeros, eligen destino en función de amistades o familiares que ya viven allí o lo han visitado o recomendado con anterioridad. El resto lo hace atraído por las ofertas de las agencias de viaje, y se estima que sólo un 8% de los viajeros responden a las campañas publicitarias de los distintos destinos turísticos del mundo. Es obvio, que suprimir todas esas campañas harían que la cuenta de resultados mejorara. La mejor promoción es el boca a boca, pero eso se consigue mejorando las infraestructuras, cuidando el medio ambiente, disponiendo de instalaciones de calidad y a precios competitivos, contar con una buena oferta gastronómica... Pero aquí en Huelva, nada de esto se hace. El presupuesto del Patronato de Turismo, por ejemplo, consiste en pagos al personal que allí trabaja y preparación de acontecimientos como este Fitur que es una auténtica feria de las vanidades, un lugar al que acude un número importantísimo de sinvergüenzas con la visa oro o platino que le mete en la chequera el ayuntamiento o diputación respectiva. Se pasan allí una semanita de no te menees, pagando con las tarjetas que guardan el dinero de nuestros impuestos, comilonas, hoteles de muchísimas estrellas y vicios inconfesables pero de los que todos hemos tenido noticia alguna vez, por cierto bastante cutres y lamentables. El Ayuntamiento de Huelva no va este año porque simplemente no tiene un duro y debe hasta de callarse, pero como el año que viene tengan presupuesto para derrochar, allí que van todos, acompañados de sus cámaras y sus periodistas privados, a sonreir al objetivo y a pasarse una semana de vacaciones. Fitur es absolutamente suprimible para la clase política, debería ser una reunión de técnicos y expertos. Los políticos lo que deberían hacer es tener un mínimo de vergüenza y ser conscientes de que son simples representantes nuestros. Ahí está su justificacion y todos sus límites. A mí desde luego que me dejen la cartera en paz de una puta vez toda esta partida de hijos de la gran puta que se creen que por ostentar un cargo público tienen derecho a gastarse mis pesetas como si tal cosa. Yo esto, con absoluta rotundidad, lo considero un robo a mano armada, aunque sea con la pistola escondida.

ercanito dijo...

Pues me voy dando cuenta de la poca importancia del evento. Movido por esta columna he paseado por las letras de informadores de distintos medios y respiro unanimidad en los criterios. Si es como dice Bernardo, que vayan técnicos y especialistas. Eso sí, que inviertan en todo lo que dice, porque aquí de prosperar... Al final me quedo siempre con la misma frase. Hacemos que los políticos vivan de la imagen, y aunque nos joda, está claro que es culpa nuestra. Así, el que esté libre de pecado, que se presente a las próximas elecciones, puede contar conmigo.

Monca Encendido dijo...

avetizeComo dice Bernardo, las actividades “extras-tarjetazo-homenaje…” que hacen la mayoría de los que van a Fitur, es de poca vergüenza… los técnicos, se llevan meses realizando estadísticas, informes, etc. para presentarlos allí, para la foto del político de turno de cualquier administración pública, que vienen de allí siendo “entendidos” en vinos, chuletón de Ávila, copazo, y …
Por otro lado están los políticos que “se esconden” en empresas privadas, que los hay a punta pala. Estos personajes son para mí los que tienen más peligro, que una piraña en un bidé… Cualquiera que conozca un poquito sólo, el mundo político-empresarial sabe de lo que hablo. Lamentable lo que ha pasado y lo que sigue ocurriendo, porque todo al fin y al cabo, sale de donde sale, de lo que es de todos.
Un abrazo, primo.