jueves, 8 de mayo de 2008

Palabras proscritas

Crisis es una palabra maldita en España, casi proscrita. Sólo para el Gobierno, claro, porque es término de moda y causa ya furor en los ascensores, donde empieza a ganar la batalla a la meteorología y a lo mal que está la juventud. El ministro Solbes es ya un experto en buscar eufemismos, giros que nombren a la crisis sin nombrarla, que intenten suavizarla. Está batiendo marcas. Esto es, que no hay crisis, sino:
  1. "Periodo bajista del ciclo"
  2. "Desaceleración económica"
  3. "Bache cíclico"
  4. "Efecto arrastre del ajuste del mercado de la construcción"

Hace unas semanas ocurrió algo similar con otra palabra, también proscrita: trasvase, en relación a la aportación de agua del Ebro a Cataluña. El Gobierno dio unos rodeos espectaculares:

  1. "Aportación puntual de agua"
  2. "Interconexión puntual de cuencas hídricas"
  3. "Captación de excedentes de regadíos"
  4. "Utilización de sobrantes de agua"

2 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Es que tenemos un lenguaje muy rico. Hablar en positivo.

Anónimo dijo...

Los que no deben pasar son ellos:

http://angelsanchez2011.blogspot.com/